Tendencias Hogar

Decora con cuadros en tres simples pasos

 

Define tu estilo

 

Antes de dar inicio a las renovaciones, es necesario tener claro para dónde queremos ir y qué es lo que estamos buscando con este nuevo proyecto. Para ello, resulta de gran utilidad definir el estilo decorativo que más nos representa. Aquí te presentamos algunas de las tendencias más fuertes para el 2022:

 

Diseño orgánico

Comencemos por el diseño orgánico, este se caracteriza por ser armónico y simétrico, semejante a la estructura de la naturaleza. Aquí los elementos del espacio se complementan entre sí, pues “al trabajar con formas de naturaleza orgánica en la actualidad, nos podemos dar cuenta de cómo el usuario adquiere aquellos productos con los que siente una conexión” (Vivar, 2011, pp.3). De igual forma,

El diseño orgánico se basa principalmente en la observación de la naturaleza, en su evolución y en sus lecciones de diseño. La naturaleza parece tener las claves de todos los procesos, formas y estructuras que el hombre ha querido imitar en sus inventos, como por ejemplo en el arte de volar (Simon Electric, 2021, párr.2).

 

Diseño minimalista

De acuerdo con Semana Hogar (2022) “una de las principales características en decoración de este nuevo año es el minimalismo cálido, el cual se caracteriza por el uso de colores cálidos” (párr.3) y de elementos que evocan la naturaleza para generar la sensación de autenticidad en los ambientes.

 

Diseño budista

Esta tendencia comparte conceptos con la idea minimalista, en la que encontramos elementos que no ocupan gran espacio en nuestro ambiente, pero, se diferencia por los significados de las posiciones, los colores y elementos budistas que se basan en 7 principios, los cuales son

El principio de la austeridad, la simplicidad, la sutileza, la tranquilidad, la naturaleza, del cambio y el principio de que no todo debe ser perfecto. 

 

 Diseño moderno

Este estilo se caracteriza por diseños geométricos, sutiles que tienden a dar un aspecto    minimalista y elegante al mismo tiempo, los tonos que representan este estilo, son el blanco, el negro, el blanco y las tonalidades cafes que contrasten en nuestros espacios. Todo debe ser proporcional, equilibrado y armonioso.

 

Elige tu espacio

 

Después de elegir el estilo que más nos representa, llega el momento de establecer cuál será ese espacio que renovaremos, por lo cual, debemos preguntarnos ¿cuál es mi prioridad en cuanto a los espacios del hogar? y ¿cómo quiero que este sea percibido?

 

¡Listo! Ahora que ya determinamos cuál es el espacio que queremos decorar, vamos a tomar medidas… 

Aquí tendremos que abordar algunos elementos clave, estos son: la geometría, las proporciones y las distancias.

¿Cómo lograr que el ambiente que quiero decorar se vea más amplio? Lo primero que tenemos que tener en cuenta son las figuras geométricas básicas que se usan en la decoración: el triángulo, el cuadrado y el círculo. Por un lado, los elementos triangulares, al dejar las esquinas despejadas, dan la impresión de amplitud en el espacio. Por otro lado, los elementos cuadriculares evocan una sensación de orden y organización, dado que, reflejan la simetría del espacio. Finalmente, los elementos circulares son el reflejo de  la creatividad en un espacio, puesto que, se usan figuras que no tienen bordes en las esquinas, lo que nos permite jugar con el espacio.

 

 

Luego de elegir el elemento geométrico de nuestro interés, debemos empezar a jugar con el papel que este tendrá en nuestro nuevo ambiente. Así, si optamos por un espacio aparentemente más amplio, no debemos dejar que las dimensiones del cuadro superen el tamaño de los demás elementos que lo acompañan. Por ejemplo, el sillón, la cama, el recibidor, entre otros. 

Siguiendo con el mismo concepto, en el caso de los espacios simétricos, siempre debemos procurar que los cuadros lleven una proporción entre sí. Sin embargo, hay excepciones: pues si en nuestro diseño ideal solo nos imaginamos un cuadro, debemos procurar que este sea de gran tamaño, ya que, tendrá que ser el elemento protagonista de nuestro proyecto y deberá estar ubicado de manera central en el espacio. 

De igual forma, si lo que buscamos es generar el efecto visual de amplitud, lo ideal será hacer uso de elementos triangulares, pues estos al dejar las esquinas despejadas, abrirán perceptualmente el espacio. 

Por otro lado, si nuestro objetivo es reflejar creatividad en el espacio, tendremos que hacer uso de elementos pequeños y figuras circulares, puesto que, estas al no tener bordes en las esquinas nos permitirán jugar con el espacio. 

¡Mide la distancia con tus muebles!

Por lo general, se recomienda hacer uso de la regla de dos tercios. ¿En qué consiste? Consiste en distribuir adecuadamente el peso visual de los espacios. Por ejemplo: si tenemos un sofá de tres metros, el cuadro que lo acompañe debe tener por lo menos 2 metros, pues de este modo no competirá por el protagonismo del ambiente. Sin embargo, esto no siempre aplica, ya que, cuando queremos integrar más de un cuadro a nuestros espacios las medidas cambian. Por lo cual, es necesario tener en cuenta las medidas de la pared, pues estas determinarán las medidas de los muebles y, en consecuencia, los cuadros que utilizaremos. Además, también necesitamos considerar que las distancias promedio entre los cuadros y los muebles deben estar dentro del intervalo de 20 a 30 centímetros.  

¿Son diferentes estas reglas para los distintos tipos de formas geométricas? No. Independientemente de si el marco es circular, cuadricular o triangular las reglas de distancia son las mismas. 

Potencializa tu ambiente con ayuda de la colorimetría

Junto con el tipo de diseño y la distribución del espacio, el color es uno  de los pilares fundamentales para la potencialización de tus proyectos, dado que, “el color dentro de un interior tiene la cualidad de poder modificar el espacio, de crear sensaciones y reacciones de quien lo habite, es el máximo representante al momento de querer crear un ambiente” (Aguirre, 2018, pp.46).

Lo anterior, se basa en la tendencia predominante para la temporada, pues, es esta la que dictamina las tonalidades bajo las cuales podrías elegir los elementos de tu espacio. En este sentido, de acuerdo con PANTONE (2022) – expertos en el tema de la decoración – afirman que el color tendencia para este  año es el VERY PERI, este se compone por tonalidades azules con matices rojos y violeta (rojo violáceo), las cuales a su vez, evocan sentimientos alegres y animados, con algo de dinamismo. 

Por último, cabe resaltar que a pesar de que el VERY PERI sea el color protagonista del año 2022, existe otra gama de colores – también tendencia – que puedes utilizar para re-diseñar tus espacios, estos son: el rosa palo, el azul, el verde y el negro, entre otros tonos alusivos a la naturaleza en temperaturas cálidas.

 

 

 

COLOR VERY PERI

 

Referencias

Aguirre, F. E. (2018). El color en el diseño de interiores. Actas de Diseño, vol(25), 45-47. https://doi.org/10.18682/add.vi25 

Semana Hogar. (enero 1 de 2022). Tendencias de decoración 2022: todo para tener una casa con mucho estilo. Semana. https://www.semana.com/vida-moderna/articulo/tendencias-de-decoracion-2022-todo-para-tener-una-casa-con-mucho-estilo/202237/

Simon Electric. (2021). Diseño orgánico y armonía visual. https://www.simonelectric.com/detailers/diseno-organico-y-armonia-visual 

Vivar, R. (2011). Análisis y sensibilización del diseño con el uso de formas orgánicas.   https://bibliotecavirtual.unl.edu.ar:8443/bitstream/handle/11185/2042/RAD18.pdf?sequence=1&isAllowed=y 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.