Close

5 junio, 2018

El Feng Shui, energía para tu vida y hogar.

La forma en la que decoras tu hogar interviene directamente en la energía que fluye en los espacios que compartes. Por eso saber distribuir los muebles y los objetos con los que decores tu casa es de vital importancia para que las buenas vibras rodeen ese espacio sagrado.

El Feng Shui, energía para tu vida y hogar es una práctica milenaria desde hace más de 4.000 años nacida en la antigua China. Fue desarrollada a orillas del río Amarillo  debido a la preocupación en la que se encontraban los habitantes de esa zona por protegerse contra las fuertes corrientes del río y sus vientos que arrasaban todo a su paso.  Este hecho dio origen a la inquietud de la elección del lugar en donde iban a ubicar su vivienda los habitantes de esta región. Posterior a esto, la práctica se fue expandiendo convirtiéndose en un arte milenario y dando origen a lo que hoy en día se cree que es el Feng Shui.

Resultado de imagen para feng shui español

 

Los elementos que te rodean pueden tener un gran impacto en nuestra vida. Los chinos creen que las energías del cosmos se manifiestan a través de estas corrientes filosóficas. Se pueden manifestar en distintos ámbitos como en la salud, en las emociones, en los pensamientos y éxito laboral.  Esta doctrina se refiere al CHI y es la primordial energía del universo.  Su flujo cambia según la disposición de los espacios y orientación de objetos. Para un manejo correcto del CHI, los elementos fundamentales son el viento y el agua.

Así que ahora después de dar una breve explicación de lo que es el Feng ShuiM; te daremos unos tips para que tengas en cuenta a la hora de organizar tu hogar o si estás pensando en una remodelación.

Tips para una limpieza con el Feng Shui

  1. Limpia por dentro y fuera de tu hogar: Esta limpieza empieza por los áticos y armarios que tengas en tu hogar. Revisa al máximo todo eso que has guardado durante años y plantéate la pregunta ¿realmente vale la pena guardarlo? A veces guardamos recuerdos pero los recuerdos se convierten en energías que no fluyen y se estancan en tu hogar haciendo que tu vida no de un cambio. Una vez termines esta parte de la limpieza verás cómo te sientes más liviano.
  2. Orden y ubicación de tus objetos: Analiza en donde estas guardando tus objetos y a que área pertenecen, es decir si estas ordenando cosas de cocina, esos elementos no tienen por qué estar en tu estudio o habitación. Sonará algo obvio pero realmente no lo es. A veces olvidamos elementos en lugares a donde no pertenecen y dejamos que el tiempo pase sin reubicarlos nuevamente. El desorden y ubicación de los elementos te solucionará la vida hogareña.
  3. Resultado de imagen para dormitorio con cajonesTen cuidado con lo que guardas: Si vas a guardar cosas debajo de tu cama, fíjate que sean objetos que estén limpios y ordenados. Preferiblemente guarda utensilios de lencería o artículos que estén relacionados a el descanso, como edredones, sábanas y colchas. Evita guardar dispositivos electrónicos, maletas, ni zapatos. Estos influyen en el campo electromagnético y no son elementos que guardan energía propia de un dormitorio.
  4. Momento indicado para la limpieza: No hay un momento preciso para ordenar tus espacios, sin embargo es recomendable que se haga en el cambio de estación para renovar energía y aprovechar cambiar algunos detalles decorativos de la temporada.
  5. Limpieza del ambiente etéreo: No solo no tenemos que preocupar por el ambiente físico, también debemos considerar la limpieza etérea parte vital en nuestra renovación de energías. Una vez hayas terminado la limpieza y re ubicación de tus objetos, puedes prender un sahumerio o incienso. Es bueno en este caso usar esencias como el sándalo, la mirra o el romero. Ten presente que para realizar este procedimiento, necesitas un artículo especial para que no tengas problemas en tu hogar.

El Feng Shui, incluye en tu vida y puedes cambiar tu flujo de energía simplemente siguiendo estos pequeños pasos. Ten en cuenta ventilar tus espacios después de la limpieza y mantenerlos con buena iluminación preferiblemente natural.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *